LOS ARCONTES Y EL ODIO AL HUMANO.

LOS ARCONTES Y YALDABAOTH.

Arcontes: son  seres que emergieron en el sistema solar antes de la formación de la tierra, ellos son entes de un universo diferente habitando el sistema planetario de la Tierra, Sol y Luna, en un mundo virtual u holográfico, ellos construyen por imitación las formas geométricas emanadas del Pleroma o núcleo galáctico, el reino de los Generadores de vida (seres mentales), los Dioses Cósmicos.

Los Arcontes cosmológicos son una especie genuina con su propio hábitat y pudiera incluso ser considerado un ser casi divino, pero carecen de intencionalidad, capacidad auto-directiva y tienen una  tendencia a salirse de sus límites, imponiéndose en el reino humano, los Arcontes sienten intensa envidia hacia la humanidad, porque poseen la intencionalidad de la cual ellos carecen.

Existen muchos documentos que hablan de la creación humana, desde antiguo testamento, códices dreesden, Popol Vuh, códices Nag hamadi, antiguo testamento y otros que hemos estudiado, en la mayoría de ellas se reconocen a los Arcontes y su líder Yaldabaoth, en el cual en la mayoría lo describe como un dios falso y que asume una arrogante pose de una deidad solar, Yaldabaoth falsamente se cree a sí mismo ser el único dios en el cosmos entero e ignorando que fue creado por el pleroma.

Así, muchos ven a Yaldabaoth como Jehovah del Antiguo Testamento, una deidad que sufre de este gran complejo de egoismo cósmico, es una inevitable presencia en el mito de origen Sophiánico, ( Sofia es adoptada como la Gloria de Dios, una figura que desempeña un papel fundamental en la cosmología de los cabalistas como una expresión del aspecto femenino de Dios.)
 
Siendo ciego por necedad, el no pudo reconocer el Pleroma (núcleo galáctico), ni reconoce a Sophia, la corriente cósmica que surgió del núcleo y lo produjo a él en primer lugar  el se vuelve caprichoso, inflado de grandiosidad, causa por la que Sophia siente vergüenza y quiere esconderlo de la vista de los Aeones Plerómicos o seres divinos creadores que habitan en el núcleo galáctico.

La Aeon Sophia es aquella corriente de energía cósmica cuya misión  organiza y produce los Arcontes, asi entonces el material genético de los Arcontes es incorporado a un vórtice de materiales para crear planetas, el Arconte principal introduce todo en el centro del disco proto-planetario, al ser ignorados por Yaldabaoth, los Arcontes ahora proceden a fabricar primeramente el sistema planetario de los elementos inorgánicos de los cuales ellos mismos están compuestos y posteriormente el orgánico.

Entonces no hay duda que el humano y el planeta son una granja experimental de seres de Luz pero también de seres de nula luz y que además, mas abajo de esas dimensiones mentales o energías de seres creadores existen los otros Arcontes extraterrestres físicos de mas bajo rango jerárquico que también odian al humano y los cuales desean destruirlo y esa es la verdadera  batalla entre el bien y el mal.

Comentarios

Entradas populares de este blog

DESCENDIENTES GENÉTICOS DE ENKI ANUNAKI.

LA MUERTE DE MARTE. Y quienes viven ahi hoy.

LAS TECNOLOGÍAS ALIEN CONFISCADAS EN IRAK.